Recomendazziones

marzo 3, 2017 § Deja un comentario

Hace unas pocas semanas se editaba Sonámbulo, el disco benéfico y homenaje al dibujante Nicolás Martínez Cerezo, en el que participamos un montón de músicos.
Es un LP precioso, diseñado por Nicolás, que contiene canciones de todo tipo llenas de vibraciones magicks.
sonambulo
Jose Atomizador con su sello Afeite al Perro fue el impulsor de esta iniciativa que ha materializado junto a Manu de Discos Walden.
Durante varios meses, cuando quedaba con Jose y Berto Fojo -que participan en el álbum con Atomizador y Djalminha respectivamente- me contaban historias sobre Nicolás, sobre las visitas a su exuberante e inescrutable casa, sobre su concepción de la vida… Y yo flipaba, asombrada y emocionada.
retratos_nicolas_martinez_cerezo-7
Si queréis saber de qué os hablo, escuchad esta entrevista:
http://www.rtve.es/alacarta/audios/el-septimo-vicio/septimo-vicio-encuentro-ultimo-durruti-27-01-17/3888458/

Una de las canciones con las que participo es Chicho, un mini poema inspirado en mi relación con mi mejor amigo canino:

img_2632

Andrés Magán y Begoña García Alén llevan encerrados en casa muchos meses. Todo para parir estas bellezas:
photoname
sobrecubierta NUEVAS ESTRUCTURAS-500x500.png

Hace unos días vi que Belén BFlecha colgaba esto con motivo de su esperado nuevo disco:
belen2

Wow, Panta Rei! Qué ganas de escucharlo.

Mi admirado Jorge de Cascante también edita ahora este otro tesoro:
51zopnkkz8l-_sx320_bo1204203200_

Si podéis, escuchad esta entrevista a Gloria. Es la persona más maja, brillante y bella que ha parido la Madre Tierra.
http://www.podiumpodcast.com/widget/embed/20170112111636

Anuncios

febrero 23, 2017 § Deja un comentario

collageflores

Amén!

febrero 18, 2017 § 6 comentarios

Mi primera experiencia musical fue en el coro del colegio: una monja llamada Mother Cecilia entró un día en clase con una guitarra española y nos hizo ponernos en pie para cantar una canción. Se fue acercando a cada una de nosotras y, seleccionando entre las clases y cursos, eligió a las niñas componentes del coro. Aún recuerdo el subidón que sentí al ser seleccionada, fue una de las mayores alegrías musicales de toda mi vida.

En el coro del colegio cantábamos canciones bastante guays ya que el centro era anglosajón y además de las clásicas españolas, cantábamos himnos  cristianos como Give me joy, sing Hosanna que son muy poderosos -más que el “Santo, santo” al menos-.
Me emocionaba bastante y sentía mucha fuerza al cantar todas juntas, especialmente cuando hacíamos canon. Cantar a canon llenaba de música mi cuerpo, en serio.

Cantar con otras personas es algo que desgraciadamente ya no hago jamás… Y es un poco triste… Quizá sea lo que más me gusta del mundo.

Un poco más tarde, en la iglesia de mi barrio había un grupo de chavales que tocaban y cantaban en misa. Se lo curraban mucho, con batería, bajo y toda la vaina; de hecho participaban en los festivales de Canción Misionera y llegaron a ganar la competición.
Yo hice la comunión y la catequesis ahí y, bueno, acabé presentándome al festival de la Canción Misionera en la categoría junior, con un grupo de niños que nos repartíamos los instrumentos a pares porque no sabíamos tocarlos solos. Yo tocaba una guitarra (sólo los trastes) con la ayuda de otra niña (que rasgaba las cuerdas). Fue la primera vez que me subí a un escenario y la primera vez que noté mi pierna temblar incontrolablemente como un flan.

Para el festival, nos llevaron a un estudio de grabación a grabar nuestra canción que posteriormente sería editada en casette. Aún la recuerdo, sólo tenía tres acordes y el estribillo decía “Es nuestro cuerpo, ser misioneros“.
Los estudios estaban en Deusto y el ingeniero, curiosamente, grabaría unos años más tarde el primer LP de mi primer grupo… Pero bueno, yo ahí todavía era una niña misionera, aunque ya empezaba a sentir al diablo en mi interior:)

La experiencia del estudio de grabación me marcó. Me pareció el mejor día de mi vida: ver crecer la canción, que quedase materializada, que luego tuviésemos una cinta… Increíble.

Pasé 11 años en ese colegio y pertenecí al coro durante mucho tiempo, hasta que fui mayor y empecé a fumar porros, dejarme rastas en los pelos de la nuca, llevar fotos de L7 en la carpeta y hacer otras mierdas.

Mi primer contacto colectivo y muy real con la música fue así, en este frenesí pseudo católico que circunstancialmente experimenté.
Siendo una niña, tenía mis cintas y discos de los Beach Boys, Mecano, La Bruja Novata, El Libro de la Selva, La Cenicienta Ye Yé… y los amaba. Pero esto supuso el descubrimiento de la piedra filosofal. Quise volver al estudio de grabación cuanto antes.

Supongo que la pureza, la inocencia o la magia que atribuyo a la música armoniosa y asexual están un poco relacionados con estas experiencias de mi niñez. Igual que la libertad visceral que siento al bailar canciones sexys.

Si alguien conserva una copia de la cinta “Es nuestro cuerpo, ser misioneros” le pago oro por ella 🙂

isicomunion

febrero 17, 2017 § 2 comentarios

Entre una flor de loto y un poema sobre el loto,  ellos preferirían,  sin dudarlo, el poema: despreciaban la naturaleza por monótona – y preferían el arte-.  Yo me guiaba por otros valores, resumidos en el proverbio “mejor ver la cara que oír el nombre”. Yo había llegado a preferir la realidad a la palabra; para ellos, que vivían en un mundo de palabras, la palabra era la realidad.

Luis Racionero.

Recomendazziones

febrero 7, 2017 § 6 comentarios

lona4
Acabé la autobiografía de Brian y, obviando mi amor incondicional, me gustó mucho y genuinamente. A pesar de todo lo que ha sufrido, Brian sigue entusiasmado con las canciones, continúa siendo FAN y un generoso genio. En el libro habla largo y tendido sobre música, sobre el proceso, la manera de compartirla con la gente… Y repite varias veces algo sobre lo que bien he tomado nota dada mi cabezonería:

If people make great music their whole life, they have to be smart about knowing it`s at least partly because of people working with them. Music starts in your mind but it ends up always being a collaboration. There are too many sounds happening all at once for it to be only one person.”

Hace una semana terminé la autobiografía de Francoise Hardy y, dios, es una auténtica nube negra andante. No quiero juzgarla pero no he podido evitar experimentar sentimientos nada constructivos mientras la leía.
Eso sí, agradezco su brutal sinceridad, así como algunas de sus reflexiones sobre el Arte y los consejos que le daba Stockhausen.

Mi amigo Antón, me regaló en Navidad este libro:
melancolia
No soy ninguna nazi del buen rollo: como cualquiera, muchas veces estoy triste y siento gran desesperación. Pero mis ganas de vivir y pasármelo bien me obnubilan y me cuesta comprender eso que llaman LA NADA y el vacío constantes; igual que tampoco entiendo la melancolía como fuente de creatividad. De modo que profundizar y tratar de comprender estos asuntos me ha interesado mucho. Gracias Anthon ❤
lona8

Por recomendación de mi hermana, he empezado a meditar y aunque al principio fue dificil, creo que me está resultando una fuente de dicha muy buena. Amo mi mantra, haha.
Ahora mismo tengo que escribir un montón de música: estoy en ese momento tan gustoso de atrapar, de cazar, de absorber, pensar y vomitar. Me siento como una mega antena o una macro esponja. A veces trabajando, siento que pierdo la cabeza y se me vaaaaa… Creo que la meditación es super beneficiosa. Y también hacer deporte. Ambas cosas favorecen la concentración, la plenitud y la creatividad.
Doy un poco de asco escribiendo todo esto, haha, lo sé. Pero en serio, lo recomiendo mucho y creo que colabora en la mejora de nuestra sociedad y el mundo. Son tiempos oscuros y debemos actuar, empezando desde nuestro interior.

Y para acabar, un poco de música:
los_amaya
los-amaya-y-su-combo-gitano-caramelos-regal

enero 3, 2017 § Deja un comentario

“El juicio más pesimista sobre el hombre, y las cosas, y la vida y su valor, concuerda maravillosamente con la acción y con el optimismo que ésta exige.”
Paul Valéry

diciembre 11, 2016 § Deja un comentario

Buenas… Aquí estoy. Tengo este -el único espacio virtual que realmente me encanta- muy abandonado.
Ya regresé de Europa. Aún me quedan dos conciertos antes de acabar el año: Madrid día 15 y Zamora día 30. Estoy trabajando para un videojuego (algo que me emociona de cullons) y estoy reseteando mi mente.
Me siento como una piñata repleta de pensamientos, ideas y emociones… Necesito parar y pulir todo, con tiempo. Y también disfrutar de los cacharros que he adquirido con el sudor de todos estos meses.

Siento mucha gratitud hacia la gente que ha venido a los conciertos durante este año. A veces, cuando estoy tocando veo a gente del público con los ojos cerrados escuchando la música… y me dan ganas de llorar de la alegría. También he compartido bailes con muchos de los asistentes y se reafirma mi creencia en el baile como una de las expresiones y formas de comunicación más pura, divertida y humana que existe.
A ellos les dedico este video:

Al llegar a casa me esperaba la autobiografía de Brian en el buzón:
dsc_0188
Me entristece un poco y lo alterno con mis apuntes de estudiante…

“Para las masas en su existencia más honda, inconsciente, las fiestas de alegría y los incendios son sólo un juego en el que se preparan para el instante enorme de la llegada de la madurez, para la hora en la que el pánico y la fiesta, reconociéndose como hermanos, tras una larga separación, se abracen en un levantamiento revolucionario.”