julio 20, 2015 § Deja un comentario

La música es transportada por las vibraciones de moléculas de aire, como las olas del mar. Tal vez atrapa y transmite de manera única el paisaje interior de una mente humana a otra, contiene nuestras lágrimas y sudor, dolor y placer, que toman forma de himnos, preludios, estudios y nocturnos. La música convierte en textura la decrepitud del tiempo, es la marea que va y viene de los estados de ánimo y de los significados.
Reflexiona, vacila, contempla y estimula.
Jason Martineau.
FOTO16

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo en la magia bruta.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: