marzo 3, 2012 § 1 comentario

Spinoza: “Evitemos las pasiones tristes y vivamos con la alegría para alcanzar nuestra máxima potencia; así, pues, hay que huir de la resignación, la mala conciencia, la culpabilidad, de todos los afectos tristes que explotan sacerdotes, jueces y psicoanalistas”
****************************

Gilles Deleuze: “Eso quiere decir, me parece, (simplifico mucho)…pero eso quiere decir: la alegrìa es todo aquello que consiste en colmar una potencia.
Uno siente la alegría cuando efectúa…Cuando hace realidad una de sus potencias. Volvamos a nuestros ejemplos: “yo conquisto por poco que sea un pedazo de color…entro un poco en el color”…¿te das cuenta la alegría que eso puede suponer? Y es eso, eso es colmar una potencia, efectuar una potencia…..Pero entonces es la palabra potencia lo que resulta equívoco. Por el contrario ¿qué es la tristeza? se da cuando estoy separado de una potencia de la que, con razón o sin ella, me creía capaz, “Ah, podría haber hecho eso…,pero las circunstancias… o bien no me está permitido o lo que sea, pues eso es la tristeza. Habría que decir: toda tristeza es el efecto de un poder sobre mí. Sí, como decía, efectuar algo de la propia potencia es siempre bueno, es lo que dice Spinoza.

Naturalmente eso plantea problemas, que requieren algunas precisiones. No hay potencia mala; lo que es malo, habría que decir, es el grado más bajo de la potencia y el grado más bajo de la potencia es el Poder. Me refiero a … ¿Qué es la maldad? Es impedir que alguien haga lo que puede.
La maldad es impedir que alguien haga…que efectúe su potencia. De modo que no hay potencia mala, hay poderes malos. Y tal vez, todo poder sea malo por naturaleza, no necesariamente, porque sería demasiado fácil decirlo, pero se trata de la idea de la confusión entre el poder y la potencia.
Es una idea ruinosa porque el poder siempre separa a la gente que está sometida de aquello que pueden hacer. De modo que Spinoza parte de ahí, como tú decías la tristeza está ligada a los sacerdotes, a los tiranos, a los jueces, se trata de gente que siempre separa a sus súbditos de aquello que éstos pueden, que prohiben efectuaciones de potencia.

En ese sentido el poder es siempre un obstáculo a la realización de las potencias. Mientras que yo diría que todo poder es triste, sí, y que aunque aquellos que tienen el poder se regocijan mucho de tenerlo, lo suyo es una alegría triste. Hay alegrías tristes, es una alegría triste.

En cambio la alegría es la realización de una potencia. Además no conozco alguna potencia que sea mala…El tifón es una potencia que debe regocijarse en su alma, pero no se regocija de destruir las casas, se regocija de ser.
Uno debe regocijarse de ser lo que se es, de haber llegado allí donde se está.
La alegría no es estar contento consigo mismo, en absoluto, no es el placer de estar consigo mismo, es el placer de la conquista, como decía Nietzsche. Pero la conquista no consiste en sojuzgar a la gente.
La conquista es, por ejemplo para un pintor, conquistar el color…, eso sí es una conquista, sí. Ahí está la alegría. Aunque la cosa acabe mal, porque en esos asuntos de potencia, cuando se conquista una potencia o cuando se conquista algo en una potencia, puede resultar demasiado potente para la persona misma, que puede venirse abajo…¡Van Gogh!

Anuncios

§ Una respuesta a

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo en la magia bruta.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: