Letras

septiembre 14, 2011 § Deja un comentario

Hubo un tiempo en que trabajé en un lugar pseudo progre, cultureta de palo e infernal. De esos que hacen que el mundo vaya como va. Y me fui.
De las escasas cosas buenas que allí recibí, una fue este libro que mi jefa tuvo la amabilidad de “extraviar” del montón de libros para reseñar:

Ya sé que no descubro la pólvora pero quiero compartir y gritar al viento mi  amor por Dylan en general y como letrista en particular.
Cuando lo leo, me dan ganas de escribir y hacer muchas cosas.
Me encanta abrirlo y leerme tres o cuatro canciones. Se me dispara la cabeza.

Con algunas canciones me entran ganas de pegar o escupir a alguien. Y con otras de amar a mi hombre hasta el infinito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Letras en la magia bruta.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: