agosto 23, 2011 § 2 comentarios

Cuando era pequeña me flipaba sacar la granja de Pin y Pon; desplegar todos los animales y plantas e inventarme que venía una super tormenta. Entonces, guardaba a todos a buen recaudo y los metía dentro de sus establos y casas.

La noche del domingo en Vigo -y en otros muchos lugares- cayó el diluvio universal. Una tormenta brutal arrasó nuestra finca, sepultando la huerta bajo los muros colindantes y sepultando el gallinero entre pedrolos, barro y ladrillos.
Joder, lo pasé tan mal queriendo bajar a recoger a las gallinas y no pudiendo…

Milagrosamente Elvis el gallo se ha salvado y cuatro gallinas también. RIP al resto de animales que han palmado en nuestra casa en los últimos 6 meses.

Anuncios

§ 2 respuestas a

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo en la magia bruta.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: